semana mundial de la lactancia

Llegó la primera semana de agosto y se empieza a llenar mi feed de Instagram con fotos de mamás lactando. Las mamás lactantes son como los veganos y los ateos: a todo el mundo le cuentan que son mamás lactantes. Para quienes no tuvimos lactancias exitosas, la semana mundial de la lactancia puede venir acompañadaSigue leyendo «semana mundial de la lactancia»

Unas por otras

Cómo decidí ser mamá? Inicialmente pensé que mi decisión fue tomada a los 26 años, cuando decidí embarazarme. Había tenido una reciente crisis existencial y pensé que no quería hijos, pues me daba miedo repetir patrones que estaba segura que no se deberían repetir. Pero después me fui más atrás en el tiempo y descubríSigue leyendo «Unas por otras»

Embarazo y pubertad

El embarazo es como la pubertad: el cambio es tan fuerte que no te reconoces a ti misma, y no te sientes a gusto. Se lo podemos atribuir a las hormonas, a que el pelo parece tener convicción propia, que de pronto vuelve el tan temido acné o que el cuerpo cambia por segundo y no te da chance de acostumbrarte.

LA GRAN DIFERENCIA: todos saben que los pubertos son insoportables, hasta ellos mismos.

Las mommy bloggers

Alguna vez escribí que sólo soy experta en curar madrazos con sana-sanas. Mi única experiencia es la que he vivido con mis hijos. Me gusta mantenerme informada y actualizada, pero se me haría muy irresponsable hablar como «experta» en cualquier tema, cuando lo único que conozco bien es a mis propios hijos. No espero que funcione para ellos lo que funciona para los demás, y viceversa.

La mujer que eras antes

Entre plagios e inspiraciones, no tengo idea cuántas veces he visto este post, ni quién fue la persona que lo escribió originalmente. Pero dice algo así: «Eras alguien antes de ser mamá, y esa persona es importante» (You were someone before being a mom, and that person matters!).